EL TRIUNFO DE LA IGNORANCIA

 

Durante los últimos días, ha habido una catarata interminable de artículos, ensayos, incluso libros; lloverá tinta o píxeles con las reflexiones sobre lo que miramos como el triunfo de la decadencia moral, pero sobre todo, el triunfo de la ignorancia madre de todos los ismos; y no estamos lejos.

Comencemos por el principio; un pueblo americano, que ya se auto-proclama “Americano”, aunque el resto del continente también lo es, como demostración de un gigante Ego, y que como ha denunciado cientos de veces el Sr. Michael Moore, una cultura basada en la ignorancia, el consumo, una sociedad armada contra sus propios miedos; ¿Qué más podríamos esperar de ella?

3373-frase-los-errores-historicos-seducen-a-naciones-enterasvoltaire-1

 

Muchos hemos escuchado, por ejemplo, la vieja historia de que los americanos creen que España está en México, o que Venezuela es Minesotta, (por la forma de pronunciarlo), aparte de creerse en si mismos, los dueños del mundo ; mirar cuando hacen el campeonato mundial de boxeo entre dos estadounidenses, o el campeonato mundial de baseball, solo entre equipos de ese país, porque en el fondo, en cierta medida, todos hemos contribuido a hacerlos sentir el centro del universo, si a este componente de ignorancia crasa y supina, le sumamos el descontento político, el famoso y estúpido “Voto castigo”, que solo castiga a los ciudadanos (basta mirar que los de arriba siempre se van de rositas); una candidata, al parecer con mejor imagen internacional que nacional y un magnate trastornado, con delirios de Poder Divino, nos vemos en una situación bastante interesante.

Decía Voltaire: “Los Errores históricos, seducen a naciones enteras”, cuánta razón tenía; algunos dicen que Trump ha ganado por el racismo, o por su homofobia, incluso por su misoginia; y otros dicen que hay muchas más razones: El Desapego de la clase política hacia las sociedades, promesas electorales incumplidas, pero sobre todo, el miedo, el miedo que un discurso explosivo puede calar en los huesos nerviosos de una sociedad abrumada por el cosumo, de una, y perdónenme que repita, pero de una ignorancia programada y calculada, cuántos años ha llevado a los lobbies del sistema adormecer a una sociedad entera, de la misma forma en que en las colonias se cambiaba el oro por espejitos; aquí, cambian el derecho a ejercer un libre pensamiento, el derecho a discurrir, discernir, argumentar, etc.; por el derecho a consumir en grandes cantidades todo lo que exista, y si se acaba, se va otro país, cual depredador que agota las cuotas de caza; ese miedo Islamófobo, e incluso latinófobo, ese miedo a lo diferente…. conforma una ecuación perfecta para:

Citando a Don Antonio Navalón, anoche los Estadounidenses, jugaron a la ruleta rusa, pero apuntando a la cabeza de nosotros, el resto del mundo… tal irresponsabilidad, no merece de nuestra comprensión sino de nuestro estupor.

Tengo que remitirme inevitablemente a una frase de Bolivar, que apunta a cualquier país, pero que hoy retoma una vigencia magistral: “Un pueblo ignorante, es instrumento ciego, de su propia destrucción”, y luego de analizar qué segmentos de la población votó por Trump, veremos que mayoritariamente la población poco instruida, los fanatismos, los mayores sin saber ni que votaban (se repitió el patrón del Brexit)… esa masa, decantó la balanza hacia el lado más oscuro…

Pero a todos estos tiranos de oficio, les podemos enviar un clarísimo mensaje: No nos vamos a rendir, nos queda mucho por hacer, la batalla es contra la ignorancia, el fanatismo y con la tiranía como expresión de ambas, apenas comienza; seguiremos sembrando el pensamiento libre y evolutivo, en las aulas, en las casas, en las calles… allí donde estemos, no desfalleceremos nunca en la búsqueda del progreso de la humanidad. Todo comienza por el primer círculo “el de ti-contigo”, y solo así, podremos extrapolar una forma diferente de “abordar” las necesidades que la sociedad nos reclama.

Author: Dr. Jesús E. Martínez Marín (Ph.D)

Share This Post On

Deja un comentario